Retales del Mundo

Ámsterdam, ciudad de emociones

Por en 10 abril, 2014
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    34
    Shares

Ámsterdam es una ciudad relativamente pequeña, pero con infinidad de cosas por descubrir. Y a pesar de no ser la capital de Holanda, Ámsterdam es quizá la ciudad más importante del país, después de La Haya, en donde se albergan las sedes políticas y judiciales del gobierno.

Ámsterdam está prácticamente sumergida en el mar. Sus 160 canales y sus 1.281 puentes la adornan en su totalidad. Además, caminar por el centro histórico de la ciudad resulta toda una aventura para los visitantes. Tranvías, plazas y monumentos históricos se entrelazan a pintorescas calles, un sin número de comercios y al bullicio de los turistas.

Debido a la escasez de relieve, la bicicleta se ha convertido en el medio de transporte más popular en toda Holanda. Es por eso que la ciudad está llena de ciclistas. Y se pueden observar bicicletas por todos lados, que circulan ordenadamente por carriles señalizados y respetando ciertas reglas establecidas. Desde luego una forma limpia y saludable de trasladarse por la ciudad, aunque Ámsterdam se puede recorrer perfectamente a pie, a la vez que se hace turismo.

La Plaza Dam es uno de los emblemas de la ciudad. En el centro de esta gran plaza destaca un obelisco blanco. Monumento holandés que conmemora a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial.

Cosmopolita y cultural

Ámsterdam es ante todo una ciudad multicultural. Son aproximadamente 173 nacionalidades las que se fusionan en esta metrópoli, plasmando así sus diferentes culturas en barrios y restaurantes de gran riqueza étnica.

Los mercados y mercadillos de la ciudad, son otra demostración de su multiculturalidad. Una buena manera de adentrarse al comercio local y tradicional de la ciudad. El mercado más grande y más antiguo de la ciudad es el Albert Cuyp, en éste se puede encontrar de todo, desde comida y ropa hasta cámaras fotográficas.

También podemos mencionar al Bloemenmarkt o Mercado flotante de las flores, el único mercado de flores flotante en el mundo. Y entre otros tantos mercadillos encontramos también al BoerenMarkt, Dappermarkt y Watterlooplein.

Por otro lado, Ámsterdam está rodeado de grandiosos parques y jardines, que sirven de recreación y sosiego tanto para los habitantes como para los turistas.

El parque más extenso de toda la ciudad es El Vondelpark, un parque público con 47 hectáreas de extensión, en donde se realizan un sin número de actividades al aire libre, como: patinaje, ciclismo, teatro, etc. Asimismo, también se pueden visitar el Amstelpark o el Amsterdamse Bos.

Para los amantes de la cerveza, nada mejor que aprovechar del ‘Heineken Experience‘. Es decir, una visita turística a la que fuera la fábrica de cerveza más importante de la ciudad. Hoy en día el edificio cuenta con 135 años de edad.

De igual manera, en nuestro paso por Ámsterdam se recomienda visitar los numerosos museos y galerías que hay en la ciudad. Como el famoso Museo Van Gogh o el Rijksmuseum.

Otra de las visitas imprescindibles es La Casa-Museo de Ana Frank. Un histórico y emotivo lugar en donde Ana Frank (una niña judía) se refugió y se mantuvo escondida junto a su familia, huyendo de la persecución nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

Además, durante nuestra estancia en Ámsterdam, podemos aprovechar la ocasión de visitar otros pueblitos cercanos y encantadores, como por ejemplo: Haarlem. El cual nos sorprenderá con su tremendo parecido a la ciudad de los canales.

Deportes

En Ámsterdam se practican una gran cantidad de deportes. Los amsterdameses practican el hockey, tenis, squash, baloncesto, natación, hockey sobre hielo y ciclismo en pista. Por otro lado, los aficionados al fútbol pueden visitar el Ámsterdam Arena ya sea para ver disputar un partido o visitar el Ajax museum, el museo del equipo de la ciudad. También, existen numerosos campos de golf muy cercanos a la capital.

La bicicleta también es otro deporte que practican tanto locales y turistas. Son numerosos los sitios que disponen de bicicletas de alquiler. De esta forma se pueden realizar largos recorridos por la ciudad y alrededores.

Gastronomía

Como ya mencionamos antes, en Ámsterdam se concentra gente de distintas razas. Por ende podemos encontrar restaurantes de distintas nacionalidades como: Italianos, españoles, tailandeses, chinos, tibetanos, nepalíes, etíopes, japoneses, indios, franceses, turcos, peruanos, mexicanos, entre otros. Es por esta razón que en los mercados se pueden adquirir ingredientes y especias exóticas provenientes de todas las partes del mundo.

Naturalmente, la ciudad cuenta con sus propios alimentos tradicionales. Entre ellos podemos mencionar a Los koggetjes, galletas típicas del lugar, el leverworst o morcilla de hígado, el ossenworst o longaniza de buey, también están las “cebollas de Ámsterdam”, cebollas maceradas en vinagre, además de las típicas bitterballen o croquetas, los pepinillos, los arenques y la gran variedad de quesos. Como platos preparados encontramos al Erwtensoep, una sopa considerada el plato más representativo de Holanda y el Oliebollen, un aperitivo muy similar a las tapas españolas.

Holanda también es famosa por sus finas cervezas, entre las que destaca la internacional Heineken.

Ocio y entretenimiento

Si hay algo que distingue a Ámsterdam de las demás ciudades del mundo, es su marcada vida nocturna. Su ambiente liberal y sin tapujos.

Los famosos Coffeeshops y el Barrio Rojo (Red District Light) atraen todo el año, a numerosos visitantes venidos de distintas partes del mundo. Sin embargo, este tipo de ocio puede resultar exagerado y chocante para muchos de los pobladores y visitantes.

Los Coffeshops, son una especie de bares-restaurantes en donde, legalmente, se pueden adquirir las denominadas drogas blandas. Como el hachís y la marihuana. Aunque al parecer, y según una nueva ley en el país, éstas quedaron prohibidas en “grandes cantidades” al turismo desde el 1 de enero de 2012.

En el Barrio rojo, encontramos también a los Sex-shops, lugares en donde puedes encontrar vestimentas, películas y todo tipo de objetos sexuales en venta. Y no muy lejos de estas tiendas, unas llamativas vitrinas en donde “señoritas de dudosa reputación”, se exhiben semi desnudas ofreciendo sus servicios en renta.

En esta zona “roja” también se ubican numerosos bares, cervecerías y locales de música jazz, blues y rock. Es decir hay de todo para todos los gustos.

Además, encontramos otras zonas de diversión como Rembrandtplein y Leidseplein, lugares en donde se ubican las discotecas más modernas para la juventud y el Reguliersdwarsstraat, en donde se concentran los diversos bares y discotecas gay.

Son miles y miles de turistas los que acuden cada año a Ámsterdam, atraídos por la variada oferta turística, cultural, comercial, deportiva y gastronómica. Pudiendo así disfrutar de un viaje intenso y lleno de emociones en tan sólo pocos días.

Texto: Libia CV     Fotografía: Creative Commons

 

Cómo llegar a Ámsterdam

  • Ámsterdam cuenta con uno de los aeropuertos más grandes e importantes del mundo. El Ámsterdam Schiphol, el cual posee numerosas conexiones intercontinentales que facilitan el acceso a este país desde cualquier parte del mundo. Sin duda una de las maneras más cómodas para conocer la ciudad de los canales.
  • También se puede llegar a Ámsterdam en tren desde las principales capitales europeas como: Berlín, París y Bruselas.

  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    34
    Shares
TEMAS
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...
2 Comments
  1. Responder

    Anónimo

    22 febrero, 2014

    Otra buena reseña, informativa y amena. Gracias. Saludos desde Barcelona.

    • Responder

      Libia Caceda

      24 julio, 2016

      Gracias!

DÉJAME TU VALIOSO COMENTARIO

LIBIA CV
REINO UNIDO

He creado este blog para plasmar mi amor por los viajes y la fotografía. Espero que te guste y que te pueda servir como referencia en la organización de tus viajes...

Buscar un hotel



Booking.com

¡Viaja conmigo!
Ingresa tu correo electrónico y recibe mis artículos de viajes!!!