Consejos de viaje

Cómo preparar tu maleta de viaje

Por en 2 abril, 2014
  • 10
  • 5
  •  
  •   
  •  
    15
    Shares

Como ya lo he dicho en otro post, no soy de las personas que viaja con una mochila a la espalda, prefiero la maleta a ruedas. Es decir, no soy una mochilera… pero sí una aventurera!!!

Razones por las que no uso mochila para viajar

En realidad son muchas, pero en este caso (y refiriéndome sólo a mi persona) mencionaré tres razones:

  • Primera, soy bajita de estatura y cuando cargo cosas en la espalda termino inflamada y muy adolorida.
  • Segunda, soy de aquellas mujeres que les cuesta mucho llevar pocas cosas en su maleta, pues siempre creo que lo voy a necesitar todo. Sin embargo, y por experiencia propia, estoy aprendiendo a viajar sólo con maleta de mano, sobretodo en distancias y estadías cortas.
  • Tercera, soy incapaz de enrollar cada pieza de mi ropa o llevar mis zapatos que no caben dentro colgando por los lados de mi mochila, simplemente no puedo. Mis cosas van dobladas y ordenadas minuciosamente, aunque luego se me arruguen… ¡ya lo sé!

Mi maleta de viaje

Después de haber explicado un poco el estilo que tengo respecto a la elección de mi equipaje, pasaré a explicar cómo preparo yo mi maleta a la hora de viajar.

*Esto me vale para viajes de corta y larga distancia. Lo único que modifico son las cantidades de ropa que llevo por si por ejemplo me voy por uno o dos meses a Perú, mi país de origen.

Mi maleta de viaje es la pequeña, la que no se factura. De 10 kilos aproximadamente, para viajes cortos y lugares relativamente cercanos. Para viajes largos y de mayor duración siempre facturo una maleta que puede pesar entre 20 y 23 kilos, de lo contrario no podría llevar nada conmigo. Además, como casi toda mujer, siempre termino haciendo compras en mi lugar de destino.

*No podemos olvidar que el tamaño de maleta que elijamos también depende de la compañía aérea con la que se viaja. Normalmente las compañías aéreas low cost te exigen un equipaje de mano con un peso y unas medidas predeterminadas. Y no puedes excederte a ellas, de lo contrario puedes terminar pagando más de lo que ahorraste al comprar el billete.

Qué llevo en mi maleta

Para nuestro viaje hay que llevar las piezas más básicas de nuestro armario. Escoger los colores neutrales y que combinen entre sí en distintas ocasiones o puestas. Por ejemplo: en un viaje de verano de entre 7 y 10 días , yo llevaría lo siguiente:

-2 pantalones cortos (shorts o piratas).

-2 pantalones largos de tela o jean.

-1 vestido de verano, por si hay una ocasión especial para usarlo.

-Camisetas y blusas estampadas o de colores neutros para combinar con la parte de abajo (6 mezcladas).

-Un par de jerséis o una chaqueta fina de entretiempo por si refresca durante la noche.

-Un pijama.

-1 par de zapatos cómodos para hacer turismo. De preferencia unas deportivas que resistan a largas caminatas.

-1 par de zapatos extra de tu preferencia (Nunca se puede llevar sólo un par porque pueden romperse o pasarles algo).

-1 par de sandalias para entrar a las duchas o ir a la playa, etc.

-Calcetines y ropa interior de acuerdo a tus necesidades.

-Una toalla

-Un bañador (en caso vayas a la playa o a la piscina).

-Un neceser pequeño de maquillaje (si eres chica), lo más necesario, por favor recuerda que se vas de turismo y no de fiesta.

-Un neceser pequeño con el champú, cepillo de dientes, pasta de dientes, desodorante, protector solar, etc. De preferencia en los envases pequeños especiales para viajes.

-Un neceser pequeño tipo botiquín, en donde llevar las medicinas más necesarias y las que mejor actúan en tu cuerpo. Yo suelo llevar ibuprofeno, gelocatil y/o paracetamol para dolores varios, omeprazol o suero en polvo para el estómago, vick vaporub (para los resfriados), repelente por si hay mosquitos, tiritas por si sufres de algún corte o ampollas en los pies y algún antiestáminico por si tienes alergias.

Cada quien sabe de lo que padece y lo que puede necesitar. Hay que ser precavidos con nuestra salud a la hora de viajar, aunque siempre podremos comprar alguna medicina en el lugar al que vayamos. (Para los viajes a larga distancia y/o a países exóticos, hay otras vacunas previas y medicinas que incluir en nuestro botiquín pero eso ya es tema aparte).

Elementos extras

Una maleta de invierno sería algo parecida a la del verano pero obviamente quitándole los pantalones cortos y reemplazándolos por unos largos y gruesos; añadiendo un abrigo en lugar de una chaqueta fina y empacando unas botas en vez de unos zapatos abiertos. Además de otros elementos extras y muy necesarios como: guantes, bufanda, gorro y paraguas… por si llueve.

No se tiene por qué exagerar a la hora de empacar, sino todo lo contrario. Lo importante es saber colocar la ropa en la maleta doblada de una manera que nos quepa todo.

Aunque tengo que confesar que en los inicios de mis viajes, y fiel a la segunda razón que mencioné arriba, viajaba con una maleta facturada y un bolso de mano. Y aunque sólo tenía que arrastrar la maleta por todos lados, al momento que tenía que cargarla para las revisiones en el aeropuerto o en los medios de transporte público, sufría mucho por el peso excesivo. Pero con los años he ido aprendiendo a emendar ese error y ahora viajo sólo con maleta de mano o de cabina, pues aparte de que hay que cuidar la espalda, también hay que disfrutar de nuestro viaje sin ir pasando penurias innecesarias.

Sin embargo, en los viajes más largos y distantes, vamos a decir por uno a dos meses y fuera de casa, ya es distinto empacar. En mi caso, suelo llevar un poco más de todo sin excederme.

El bolso de mano

El bolso de mano es algo imprescindible, sobretodo para las mujeres. En este meto mi billetera, el teléfono móvil y su cargador, un adaptador de enchufe (en el caso de un país con distinto voltaje), las gafas de sol, el sombrero, los cascos, un libro de bolsillo y alguna que otra cosilla más.

Además, suelo llevar un folder de plástico (de esos flexibles y finos que se pueden doblar), en donde coloco mis documentos personales, así como también mis billetes de avión, mis reservas de hospedaje, mapas, guía de viaje y otras referencias que puedan servirme durante mi estadía.

Personalmente siempre uso un bolso de mano cruzado al cuerpo, pues así me siento más segura de no sufrir algún robo o pérdida de mis pertenencias.

Texto: Libia CV       Fotografía: Internet


  • 10
  • 5
  •  
  •   
  •  
    15
    Shares
TEMAS
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...

DÉJAME TU VALIOSO COMENTARIO

LIBIA CV
REINO UNIDO

He creado este blog para plasmar mi amor por los viajes y la fotografía. Espero que te guste y que te pueda servir como referencia en la organización de tus viajes...

Buscar un hotel



Booking.com

¡Viaja conmigo!
Ingresa tu correo electrónico y recibe mis artículos de viajes!!!