Lo malo y lo feo

Las vendedoras de romero en Granada

Por en 9 junio, 2014
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    10
    Shares

Cuando recorría Granada en uno de los viajes más bonitos de mi vida, hubo un acontecimiento que me “arruinó” uno de los días, por así decirlo, y fue nada más ni nada menos que el desagradable encuentro con una vendedora de romero, “la planta de la suerte”, en los alrededores de la Catedral de Granada.

Si visitas Granada, y creo que también Sevilla, debes de saber previamente que durante tu visita a la Catedral o los principales centros turísticos de esas ciudades te vas a encontrar con un grupo de mujeres de raza gitana con unas ramas de romero en la mano tratando de abordarte a como de lugar, para que según ellas te den una ramita de la buena suerte y a la vez te lean la mano “gratis” y sin que les pagues nada. Algo que no se lo creen ni ellas mismas, pues nada o “casi nada” es gratis en esta vida señores.

Si eres de aquellos turistas que como yo camina plácidamente disfrutando de su estancia en Granada, sin esperar ningún evento “raro” en tu camino, ten por seguro que serás una de sus víctimas. Y las llamo víctimas, porque eso en lo que nos convertimos finalmente mi esposo y yo.

Porque una cosa es que alguien se te acerque en la calle para venderte alguna cosa, aún sin saber si lo comprarás o no, y otra muy diferente es que alguien te quiera vender algo imponiéndotelo, a como de lugar y casi te obligue a pagar por ello. Pues las gitanas irán a por ti a cogerte del brazo, que digo cogerte, a tirarte a la fuerza del brazo, para según ellas leer tu mano y decirte tu destino mientras te “regalan” unas hojas de romero para la “buena suerte”.

Caminaba yo muy feliz con mi marido por los alrededores de la Catedral de Granada, cuando de pronto una gitana se me abalanzó con una rama de romero buscando decirme la suerte y por más que amablemente le dije NO gracias (y no exactamente porque no tuviese dinero para darle sino porque esas creencias nunca han ido conmigo, muy aparte de que sean mentira o no), la mujer no me soltaba el brazo, quería que le diera mi mano sí o sí.

Yo trataba de escapar y empecé a caminar apresuradamente, pero ella caminaba conmigo y sin soltarme del brazo a tal punto que hasta me hizo daño. Mi esposo intentó quitármela de encima diciéndole que no queríamos nada y que nos dejara, pero ella insistía e insistía, y empezó a seguirlo a él también. El acoso fue tanto que, sin exagerar, pronto me sentí intimidada y asaltada en plena vía pública, a vista y paciencia de todos. Cuando por fin la mujer muy enfadada decidió soltarme, no dudé en derramar algunas lágrimas de rabia, pues me sentí impotente de no poder hacer nada.

Sinceramente, yo le hubiese regalado alguna moneda a esa mujer, sin la necesidad de leerme la mano, pues entiendo que esa es su manera de trabajar y ganarse el pan de cada día, persiguiendo a los turistas. Pero la forma intempestiva e insistente en como se acercó a mí, terminaron por asustarme y quitarme las ganas de nada.

Es increíble como hay gente que te puede arruinar un día de forma inexplicable. He conocido gitanas y mujeres de todas las razas en Barcelona que han intentado venderme un producto, que yo no he necesitado, e incluso han venido a mi trabajo (cuando era dependienta) a ofrecérmelos y algunas han sido muy insistentes. Sin embargo, cuando yo les decía amablemente que NO deseaba nada, se retiraban sin ningún problema. Es más, algunas eran tan simpáticas que finalmente terminaba por comprarles algo sólo con el fin de contribuir con ellas.

Pero esa mujer con la que me tropecé en Granada no entendía de palabras ni de razones, lo único que ella quería era incomodarme y obtener mi dinero muy por encima de lo que yo quisiera en ese momento, eso sin mencionar los insultos que escuché cuando se alejaba de mí enfadada.

Por eso si viajas a Granada ya estás avisado(a) y que no te agarren desprevenido(a). Todo dependerá de si accedes o no a dejar que te lean la mano las gitanas, eso ya dependerá deuno(a) mismo. Salir corriendo, en estos casos, también puede funcionar. Yo no logré hacerlo.

Texto: Libia CV  Fotografía: Internet


  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    10
    Shares
TEMAS
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...

DÉJAME TU VALIOSO COMENTARIO

LIBIA CV
REINO UNIDO

He creado este blog para plasmar mi amor por los viajes y la fotografía. Espero que te guste y que te pueda servir como referencia en la organización de tus viajes...

Buscar un hotel



Booking.com

¡Viaja conmigo!
Ingresa tu correo electrónico y recibe mis artículos de viajes!!!