Retales del Mundo

Lisboa, historia y encanto sobre siete colinas

Por en 6 febrero, 2014
  • 18
  • 13
  •  
  •   
  •  
    31
    Shares

Lisboa es una hermosa ciudad que brilla con luz propia. Un lugar que parece haberse detenido en el tiempo, pero que a través de los años ha logrado fusionar lo antiguo y lo moderno en cada uno de sus rincones.

Lisboa es una ciudad muy atractiva para visitar y descubrir en cualquier época del año. Especialmente en verano, cuando los turistas se desplazan hasta la capital portuguesa buscando disfrutar de sus playas y monumentos históricos, entre otras muchas atracciones que ésta ofrece.

En la parte antigua de la ciudad podemos encontrar distintos estilos arquitectónicos: románico, gótico, barroco,portugués,  modernista y post modernista. Existen construcciones que datan del siglo XIV y XV, como las del barrio de Belém y otras edificaciones reconstruidas después del devastador terremoto de 1755, las cuales están situadas en la zona Baixa del centro de la ciudad.

Descubriendo Lisboa 

Su centro histórico, fue construido sobre siete colinas, es por esta razón que sus calles son en su mayoría empinadas y estrechas, tanto así que muchas veces puede resultar una completa odisea para el turista recorrerlas, sobretodo durante el verano, cuando los rayos del sol aprietan con mayor intensidad.

Sin embargo, el visitante de Lisboa no debería perderse la experiencia de recorrer sus emblemáticos barrios. Sobretodo los más concurridos, como: la Alfama, el Chiado, la Baixa, el Bairro Alto, Estrela o Castelo. Para moverse por la zona monumental siempre se puede ir a bordo de sus viejos y coloridos tranvías amarillos, quienes más allá de servir como medios de transporte, se han convertido en toda una atracción para el turismo.

El Elevador de Santa Justa, es otra de las construcciones lisboetas dignas de ser admiradas. Con un ascensor de 45 metros de altura, se levantó en pleno centro de la ciudad, para conectar a los barrios de zona Baixa con el Bairro Alto. En esta zona también se puede visitar la Catedral de Lisboa, construida al puro estilo románico y el Castillo de San Jorge, antigua residencia de la realeza, ubicado en la cima de la colina del mismo nombre, la más alta de toda la ciudad.

De mar y río

Alejándonos un poco más, cerca del río Tajo y con unas vistas espectaculares hacía sus puentes, se encuentra el Monasterio de los Jerónimos, construido en honor al gran navegante Vasco de Gama y la imponente Torre de Belém, ambas construcciones declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

El Parque de las Naciones, una zona moderna a las afueras de Lisboa que también merece mención. Sus amplias instalaciones ocupan el recinto que albergó la Exposición mundial en 1998. Lo que más destaca en esta zona es la arquitectura modernista, plasmada en construcciones como el Oceanario de Lisboa, con miles de especies marinas de los cuatro océanos, y la Estación de Oriente, construida por el arquitecto español Santiago Calatrava, convertida en la actualidad en uno de los símbolos de la ciudad.

Asimismo, esta tierra de navegantes y pescadores, posee también un grandioso puerto que está considerado como el de mayor actividad en la costa Atlántica de Europa.

Cultura y entretenimiento

Lisboa es sobretodo una ciudad que emana cultura, puesto que alberga una gran cantidad de museos y centros culturales. Entre los principales podemos nombrar al Museo Calouste Gulbenkian y el Museo Nacional de Arte Antiguo. En lo referente a la música, Lisboa presume de su  identidad nacional y una vez que se pone el sol, te atrapa entre sus barrios más antiguos para escuchar el tradicional Fado, cantado y tocado con pasión y dramatismo en pequeños bares y tabernas de la ciudad.

Las opciones de ocio y diversión también están aseguradas en este lugar, sobre todo en las zonas del Bairro Alto y la zona portuaria, en donde restaurantes, discotecas y bares son siempre frecuentados por lisboetas y turistas.

En cuanto a gastronomía, se puede decir que en Lisboa se come rico, sano y a buen precio. Entre sus principales platos destacan el bacalao, como plato nacional; el asado o el guisado; además del tradicional y reconocido pastel de Belem, relleno de nata, el cual sobresale entre su repostería.

Muchas son las razones por las que Lisboa atrae cada año a miles de turistas. La gente es muy amable y simpática y la cuestión lingüística no suele ser una dificultad, ya que los lugareños siempre harán un esfuerzo para entender otros idiomas y de hacer más agradable la estadía de sus visitantes.

 

Texto y fotografía: Libia CV

 

Cómo llegar

  • La forma más rápida y cómoda de llegar a Lisboa es a través del Aeropuerto internacional de Lisboa. Existen varios vuelos al día desde las principales ciudades de España y del mundo. Otra de las formas más comunes es llegar en bus desde Madrid en Eurolines o Alsa o en coche desde las ciudades españolas más cercanas a Portugal.

  • 18
  • 13
  •  
  •   
  •  
    31
    Shares
TEMAS
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...
2 Comments
  1. Responder

    Anónimo

    22 enero, 2014

    Yo me quedé con ganas de conocer Lisboa amiguita. Pero conocí oporto y es muy bonito. Saludos!

    • Responder

      Libia CV

      29 mayo, 2014

      No importa amiga 🙂 Yo no conocí Oporto así que tenemos que volver ambas jeje 🙂 saludos!

DÉJAME TU VALIOSO COMENTARIO

LIBIA CV
REINO UNIDO

He creado este blog para plasmar mi amor por los viajes y la fotografía. Espero que te guste y que te pueda servir como referencia en la organización de tus viajes...

Buscar un hotel



Booking.com

¡Viaja conmigo!
Ingresa tu correo electrónico y recibe mis artículos de viajes!!!