Curiosidades

Los suizos y su escasez de vivienda

Por en 7 abril, 2014
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    9
    Shares

Suiza es definitivamente mi país favorito en Europa, uno de los países más visitados durante los años que llevo viajando y el que más me gusta. Y creo que la gente que ha estado ahí, ya sea viviendo o de visita, puede imaginarse el por qué de mi gusto.

Pues estoy hablando de un país geográficamente privilegiado. Está rodeado de lagos, ríos, alpes, colinas, valles, cascadas, vegetación y nevados. Sí, todo eso en un sólo territorio. Además, es uno de los países con mejor calidad de vida en el mundo, puesto que ofrece a sus habitantes una gran economía, un excelente mercado laboral, una buena infraestructura y una eficiente seguridad ciudadana.

Sin embargo, Suiza es un país muy caro para vivir. Aunque los habitantes de ese país sobrellevan muy bien ese “pequeño gran inconveniente” gracias a los altos sueldos que se remuneran en el conocido “paraíso fiscal”. Digamos que lo propio de un país desarrollado y del primer mundo.

He viajado varias veces a Suiza pues me gusta conocerla de a pocos y sin apurarme ni estresarme por arrasar con todo en un solo viaje… (y eso que aún me falta mucho por recorrer). Es curioso pero siempre que voy a Suiza tengo que ser prudente en mis gastos para poder “sobrevivir” unos días en esas tierras… y sin morir en el intento (no es broma pues a comparación de España y hasta de Inglaterra en donde ahora vivo, es un país muy caro) y a pesar de ello… nunca me cansaría de visitarlo.

Crisis inmobiliaria

En mi viaje a Ginebra en el año 2009, tuve la oportunidad de conocer a una pareja de jóvenes latinos que vivían con su pequeña hija desde hace ya algunos años. Y charlando un poco sobre sus experiencias en ese país, me contaron algo que me sorprendió mucho… y en cierta forma disminuyó para siempre mis “posibles” ganas de poder establecerme algún día por ese maravilloso territorio (aunque uno nunca sabe).

Me contaron que para poder vivir en Suiza, para empezar había que tener un permiso de residencia y de trabajo, pues para un “sin papeles” era imposible sobrevivir ahí debido a las estrictas leyes de ese país… y más aún estando solo. En otras palabras, que para poder vivir en Suiza siendo un inmigrante había que tener papeles en regla, dinero (sino no era bastante lo suficiente)… y por lo menos un amigo o conocido para que te eche una mano mientras te estableces. Bueno, esto no me sorprendió tanto porque en la mayoría de países desarrollados te exigen papeles en regla para trabajar. Sin, embargo sabemos de sobra que muchos viven y trabajan como indocumentados.

Lo siguiente que me contaron fue que lo mas difícil de vivir en Suiza, había sido para ellos el hecho de alquilar una casa. Al parecer… las grandes ciudades de Suiza como ZúrichBerna, Basel y desde luego Ginebra sufren una importante crisis inmobiliaria

La oferta no cubre la imparable demanda. Hacen falta más viviendas para poder vivir y las que hay están sobre valoradas o tienen muchos requisitos por cumplir. Lo más fácil, según mis nuevos amigos, era conseguir un piso (flat) compartido con otras personas para así poder compartir los gastos, pues alquilar una casa (propiamente dicha) ya era impensable debido a los precios.

Me dijeron también, que los pisos en su mayoría eran pequeños y casi siempre venían sin amueblar o completamente vacíos. Es decir una total pesadilla para los inquilinos, pues aparte del alquiler y la fianza de los primeros meses, tenían que amueblar la casa, pagar los servicios básicos (agua, luz, etc.) y encima los gastos colectivos estipulados en cada ciudad (como son: recogida de basura, limpieza del edificio, etc.).

Contrastando información

Ya después de mi viaje y averiguando un poco más en Internet me enteré de que… Una persona podía tardar varios días y hasta meses para encontrar un lugar en donde vivir en las principales ciudades de Suiza. Además, todo el trámite del alquiler había que hacerlo a través de una inmobiliaria (al que obviamente había que pagar) es decir con todas las de la ley. Por otro lado, me quedó claro que siendo un extranjero había que dominar por lo menos uno de los cuatro idiomas que se hablan en Suiza, entre los principales el alemán y el francés para así poder comunicarse.

Asimismo, y debido a la escasez de vivienda, muchas familias tienen que acomodarse de “cualquier forma” en un departamento de tres a cuatro habitaciones, teniendo en cuenta que en algunas ciudades de Suiza las habitaciones incluyen la cocina y el salón. Es decir, por ejemplo: un piso de cuatro habitaciones, vendría a ser un piso de dos dormitorios más un salón y una cocina, el baño no se cuenta (ya faltaría más). Y cuantas más “habitaciones” haya en el piso obviamente más caro es el alquiler.

Por otro lado, mucha gente en suiza estila “sub alquilar” sus pisos mientras se encuentran fuera de vacaciones. Y aunque sólo se haga por temporadas cortas, la estadía puede ser de mucha ayuda para aquellas personas que mientras buscan un piso de alquiler necesitan un lugar en donde poder dormir.

Ahora entiendo porqué en el hostel donde me hospedaba en Ginebra, no sólo había gente que estaba alojada por turismo, sino que también habían personas que llevaban “viviendo” allí ya varios días (y quizá meses) mientras encontraban un lugar para vivir. Es por eso que mi hospedaje contaba con tarifas semanales y mensuales, para cubrir esas necesidades específicas. Y al igual que muchos otros albergues, estaba implementado con todos los servicios básicos como: cocina, lavadora y secadora de ropa, lavavajillas, duchas, etc. Ideal para este tipo de clientes.

Texto y fotografía: Libia CV


  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    9
    Shares
TEMAS
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...

DÉJAME TU VALIOSO COMENTARIO

LIBIA CV
REINO UNIDO

He creado este blog para plasmar mi amor por los viajes y la fotografía. Espero que te guste y que te pueda servir como referencia en la organización de tus viajes...

Buscar un hotel



Booking.com

¡Viaja conmigo!
Ingresa tu correo electrónico y recibe mis artículos de viajes!!!