Consejos de viaje

¿Qué idioma debemos hablar en nuestros viajes?

Por en 14 abril, 2014
  • 14
  • 7
  •  
  •   
  •  
    21
    Shares

Conocer un segundo idioma, aparte de nuestro idioma materno, es muy importante al momento de viajar por el mundo. ¿Las razones?, muchas, pero entre las principales podemos mencionar dos: primero, nos ayudará a comunicarnos mejor con los lugareños; y segundo, nos permitirá entender su cultura.

El idioma universal

Como todos sabemos, el inglés está considerado como el idioma universal. Es el idioma más hablado en el mundo y el que todos deberíamos conocer por lo menos en su nivel básico.

El inglés es un idioma global, que se habla en distintos países de Europa, América, Asia, África y Oceanía. Según estadísticas lingüísticas, 337 millones de personas en el mundo tienen el inglés como su primer idioma y unos 350 millones de personas lo utilizan como segunda lengua. Además, como lengua oficial, se habla en países como USA, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra, Irlanda, Escocia, entre otros. Pero también hay gente de la India, Bangladesh, Filipinas, Nigeria, Sudáfrica o Kenia, que hablan el inglés como su segunda lengua o idioma cooficial.

Otros idiomas

Conocer otros idiomas adicionales, a parte del inglés, te ayudará a desenvolverte mejor en el país que te encuentres. Por ejemplo: si conoces el alemán, podrás hablarlo sin problema en Alemania, Suiza, Austria, etc.; Lo mismo sucederá con el italiano en Italia, Eslovenia, Croacia, etc.; Con el Francés en Francia, Bélgica, Suiza, Costa de Marfil, Marruecos, etc. Y así sucesivamente en otros países del mundo y sumando otros idiomas.

Anécdotas lingüísticas

  • En mi primer viaje a Italia, pensé que por hablar español y conocer algo básico del catalán, iba a entender tranquilamente a los italianos. Obviamente porque al tratarse de una lengua proveniente del latín tendría algunas palabras parecidas a las del castellano, pero fue un gran error pensar así, pues casi no pude entender nada de lo que decían y en esos momentos pensé ¿Por qué nunca estudié italiano antes de venir aquí?
  • Tampoco podré olvidar una anécdota de cuando viajaba por París en el año 2003 y estando sola, sentada y descansando un poco en un parque de esa gran ciudad, conocí a una chica francesa que estaba sentada en mi misma banca, pronto quisimos entablar conversación por hablar y decir algo… pero nos dimos cuenta que lamentablemente ella no hablaba nada de inglés ni tampoco español, sólo hablaba francés. Y yo hablaba español e inglés pero nada de francés… Sólo sabía decir “Bonjour” que fue lo único que le dije al saludarla y después de tanto esfuerzo en vano por “comunicarnos” me tuve que despedir de ella con un simple “Bye”. Sinceramente esa situación fue un poco frustrante… pero al final bastante divertida pues ambas no dejábamos de reírnos de las maniobras y gestos que hicimos para poder entendernos.
  • Recuerdo también mi viaje a Lisboa en el año 2011, unas de mis compañeras de habitación en el hostel resultó siendo una señora del norte de Portugal, que estaba de viaje por la capital. No sé por qué pero esa señora se empeñaba en hablarme todo el tiempo en portugués, su idioma, bueno estaba claro que era el único que sabía… pobre mujer… y digo pobre no porque no supiera otro idioma, sino porque no dejaba de hablarme pensando que la entendía. A ver… yo le entendía algunas palabras que eran parecidas en español, no voy a negarlo, pero no le entendía todo… Y aún así ella seguía y seguía hablando sin parar, me tenia mareada preguntándome mi vida entera… Ay… qué graciosas pueden resultar estas peculiares experiencias de intercambio lingüístico ¿cierto?

“El inglés sobre todas las cosas”

Volviendo al tema del inglés, afirmo y reafirmo que es muy importante que los viajeros hablemos o por lo menos “nos defendamos” con lo esencial del idioma inglés. Puesto que además de ayudarnos en la comunicación, nos librará de muchos imprevistos que puedan presentarsenos durante nuestros viajes.

Hace unos años era la única de los siete miembros de mi familia que hablaba el inglés, o por lo menos me defendía, pues lo había estudiado durante una época de mi adolescencia. Recuerdo aún con angustia un viaje familiar que hicimos al Perú en el año 2005 cuando en ese entonces vivíamos en España. Nuestro vuelo directo a Lima salía desde el aeropuerto de Ámsterdam.

Estando en ese aeropuerto pasábamos por el control de aduanas, cuando a uno de mis cuñados lo detuvo uno de los policías y se lo estaba llevando a un lado para interrogarlo. Resulta que mi cuñado no llevaba su identificación original pues dicho documento estaba en trámite… pero a cambio llevaba un certificado de entrada y salida al país, emitido por el gobierno español, es decir su residencia estaba en regla. Pero el policía no entendió a mi cuñado, pues éste obviamente se lo estaba explicando todo en español y se limitó a retirarlo de la fila. Un grito algo desesperado de mi hermana pidiéndome que ayudara a su marido… me dejó meditando hasta el día de hoy. Pues no sé que hubiese sido de nosotros si yo no hubiese hablado inglés para poder solucionar todo ese mal entendido… quizá por aquel retraso hasta hubiésemos perdido nuestro vuelo tan deseado. Luego del pequeño “incidente”, no pude evitar sugerirles firmemente a mis familiares que se pusieran a estudiar inglés urgente. Al día de hoy, por lo menos dos de ellos hicieron caso a mis sinceras palabras… incluyendo el agraviado.

Aunque, también hay personas en ciertos países del mundo que pueden ser extremadamente patrióticas o nacionalistas, y que por más que saben hablar inglés, muchas veces se rehúsan a usarlo y se hacen los que no nos entienden. Me ha sucedido muchas veces, sobretodo en los pueblos pequeños y con las personas mayores. Francia, es un buen ejemplo de ello. En especial en las ciudades alejadas a la capital en donde la gente es más cerrada y sólo te habla en francés. Aunque París no se queda atrás con esa práctica tan “poco amistosa”, pero eso ya es un tema aparte…

Conclusiones finales

Si somos de aquellos viajeros que no conocemos ningún idioma, ni siquiera el inglés en su forma elemental. Como mínimo debemos aprendernos algunas palabras “claves” en el idioma del lugar de destino. Frases y preguntas simples referidas a saludos, direcciones, compras, agradecimientos, etc. pues en su momento nos serán de gran ayuda.

Hoy en día es bastante fácil aprender frases y expresiones en diferentes idiomas. Ya sea buscando traductores en Internet, en las aplicaciones móviles o adquiriendo un libro de bolsillo de frases. Los cuales hay en inglés, francés, alemán, italiano, sueco, portugués, ruso, rumano, chino, tailandés, etc. Esta es una buena forma de comunicarnos y “sobrevivir” a la barrera lingüística durante nuestro viaje.

Lonely Planet tiene una colección muy interesante de libros de bolsillo con información especial para el viajero. Todos incluyen escritura y pronunciación en distintos idiomas. He aquí el enlace directo a la tienda online.

Y para finalizar diremos, que el “lenguaje corporal” es también una buena alternativa para hacerse entender allá donde vayamos. Podemos preguntar por alguna dirección a un transeúnte sólo con señalar el nombre de la calle en nuestra guía o mapa. Levantar el dedo pulgar en signo de BIEN o GRACIAS también lo puede hacer cualquiera, sin necesidad de hablar ningún idioma. Eso sí, siempre intentando elegir a una persona que parezca amable… y que esté dispuesta a echarnos una mano.

Texto: Libia CV  Fotografía: Internet


  • 14
  • 7
  •  
  •   
  •  
    21
    Shares
TEMAS
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...

DÉJAME TU VALIOSO COMENTARIO

LIBIA CV
REINO UNIDO

He creado este blog para plasmar mi amor por los viajes y la fotografía. Espero que te guste y que te pueda servir como referencia en la organización de tus viajes...

Buscar un hotel



Booking.com

¡Viaja conmigo!
Ingresa tu correo electrónico y recibe mis artículos de viajes!!!