Retales del Mundo

Roma, ciudad eterna

Por en 18 febrero, 2014
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    21
    Shares

Roma es una ciudad de monumentos, edificios, palacios, iglesias, museos, plazas, fuentes y muchísimo más. Un lugar en donde la fusión de lo antiguo y lo moderno se respira en cada paso que damos. Nos tomaría numerosos días para descubrir Roma por completo y aun así nunca terminaríamos de hacerlo, puesto que hay infinidad de sitios históricos por visitar en esta encantadora metrópoli.

Antes que nada, haremos una división en el tiempo para concentrarnos sólo en los lugares más importantes que el visitante debe tener en cuenta durante su visita a la ciudad eterna.

Roma Antigua

La mayor parte del legado antiguo romano se encuentra en la parte céntrica de la ciudad. Es por eso que en esta zona se puede apreciar la gran afluencia de turistas, que muchas veces supera el número de ciudadanos romanos.

  • La Plaza Venecia, esta histórica plaza alberga el monumento a Víctor Manuel II, rey de Italia, también conocido como el “Victoriano”. Una grandiosa escultura hecha de mármol, inaugurado en 1911 para celebrar la independencia de Italia. En esta plaza además de la iglesia de San Marco, destaca también el Palacio de Venecia, ahora convertido en museo, el mismo desde donde Mussolini se dirigía al pueblo italiano.

  • El Campidoglio, situado sobre la colina Capitolino. Es uno de los más interesantes complejos arquitectónicos de Roma. En el destacan la plaza con la estatua de Marco Aurelio en el centro y los numerosos palacios que la rodean, como el Senatorio, en el que se reunía el Senado en el siglo XII.
  • El Foro Romano, sin duda un lugar imprescindible en Roma. Fue el centro político, económico, judicial y comercial de la antigua Roma. Y aunque en la actualidad sólo se aprecian ruinas y restos arqueológicos, aún se puede tener una idea de cómo eran los templos y las basílicas en los tiempos de Julio César, hace más de veinte siglos.
  • El Coliseo Romano, una de las siete maravillas del mundo moderno, es junto al Vaticano, el lugar más emblemático de la ciudad. Su grandiosa construcción hace comprender cuál fue la verdadera dimensión del Imperio Romano. Situado a sólo unos metros del Foro y la Plaza Venecia, este imponente anfiteatro del año 72 d.C, genera interminables colas para poder visitarlo.

  • El Panteón, ubicado en la plaza de la Rotonda, es uno de los templos mejor conservados de la antigua Roma. Un impresionante legado de la arquitectura italiana, que en sus inicios estuvo dedicado a los dioses de la época y posteriormente pasó a ser templo al culto cristiano. El Panteón impresiona tanto por dentro como por fuera, pero lo que más destaca de su construcción es su enorme cúpula, la más grande del mundo, incluso mayor que la de la Basílica de San Pedro en el Vaticano.
  • Mercado de Trajano, el mercado de Trajano fue construido, en base a ladrillo, entre los años 100 y 110 d.C. Para muchos este complejo arquitectónico ha sido considerado como el primer centro comercial cubierto de la historia. En la actualidad acoge entres sus paredes al Museo de los Foros Imperiales.

Roma medieval y renacentista

  • El Vaticano, mundialmente conocida por ser la sede principal de la iglesia católica. Nada más pisar la pequeña ciudad, se puede visualizar la Plaza de San Pedro, diseñada por Bernini entre 1656 y 1667, la cual se encuentra rodeada de columnas que conllevan a la entrada de la Capilla de San Pedro. Esta iglesia es la más importante del catolicismo y el lugar desde donde el Papa celebra las liturgias más importantes. Destaca su increíble cúpula de 136 metros de altura, iniciada por el genial Miguel Ángel y terminada por Carlo Maderno en 1614.
  • La Capilla Sixtina, uno de los mayores tesoros del Vaticano, de Roma y del mundo entero. Sobresale por su importante decoración visual así como por ser el lugar en donde se corona a los Papas. Impresionan los frescos del techo que fueron pintados por Miguel Ángel, quien tardó cuatro años para pintar la bóveda (1508-512). La Creación de Adán y el Juicio Final, son algunas de sus representaciones bíblicas.

  • La Fontana de Trevi, la fuente más hermosa Italia y quizá del mundo entero, no en vano fue protagonista de la película La Dolce Vita en 1960. Sus 26 metros de alto por sus 20 metros de ancho, la coronan además como la fuente más grande de toda Roma.
  • La Plaza de España, situada en una de las mejores zonas de Roma, la zona ideal para ir de compras. Es aquí donde se concentran numerosas tiendas de lujo, de grandes marcas internacionales. Lo que más sobresale en la plaza es su escalinata de 135 peldaños que sirve de conexión con la iglesia Trinitá dei Monti, desde donde se pueden capturar espectaculares vistas de la ciudad.
  • La Plaza Navona, una plaza de estilo barroco. Su popularidad se debe a sus tres hermosas fuentes diseñadas por Bernini. La que más sobresale es la fuente central, que representa a los cuatro ríos que se conocían en esa época: el Nilo, el Danubio, el Ganges y el río de la Plata. En la misma fuente podemos apreciar unas estatuas y un gran obelisco, que terminan de adornarla armoniosamente. Además, sobresalen las fuentes de Neptuno y del Moro con tritón.

  • Vía Veneto, uno de los lugares más famosos de Roma. Sus calles están repletas de bares, restaurantes, hoteles entre otros comercios dirigidos al turismo. Por otro lado, se pueden encontrar numerosas construcciones y monumentos romanos como las iglesias de Santa Maria della Vittoria y Santa Susanna, la Fontana del Tritione y la de Api o el Palacio de Barberini.

Asimismo, estando en Roma también podemos visitar:

  • La Vía Appia Antigua, una de las calles más famosas de la antigua Roma. Durante nuestro recorrido podremos apreciar algunas de los lugares más famosos del cristianismo de esa época como la Basílica de San Juan de Letrán, la Capilla de Quo Vadis, entre otros.
  • Las Catacumbas, se dice que en Roma hay más de sesenta catacumbas, pero actualmente sólo hay cinco abiertas al público. La catacumbas no son otra cosa que el lugar en donde los paganos, judíos y cristianos enterraban a sus muertos. Estos se hayan compuestos por infinidad de galerías y pasillos subterráneos en donde se pueden apreciar los nichos y restos funerarios. Estando en la Vía Appia Antigua se puede acceder a las Catacumbas de San Calixto.

Gastronomía

La gastronomía italiana es mundialmente reconocida. Su cocina se basa en las pizzas y en las pastas, entre las que destacan: la lasagna, los canelones, los spaguettis, etc. Pero además de estos platos, Roma ofrece otros propios como la bruschetta (pan tostado, aceite, ajo y sal), los panini (sándwich típico), diferentes tipos de carnes y pescados condimentados con especias (como el pescado a la romana), el carpaccio, los quesos y algunos embutidos como la bresaola, la mortadela, el prosciutto y la saltimbocca.

Entre las bebidas típicas destacan Los vinos y el lambrusco, así como también los licores italianos como: el Limoncello, la Grappa y la Sambuca, y los distintos tipos de café como el archi conocido expreso. Entre los postres  podemos nombrar algunos como: El tiramisú, las pastas fritas rellenas de crema, entre otras delicias elaboradas con el Mascarpone, uno de los quesos tradicionales de Italia; además del Betún de Moka, el Queso crema, el Cartellate, la Cassata siciliana, el Cheesecake, la Crema Florentina y porsupuesto los cremosos y deliciosos helados italianos.

Ocio y entretenimiento

Roma es una ciudad nocturna. Uno de los lugares más frecuentados para salir de noche es la zona del Trastevere. En este barrio se reúnen numerosos restaurantes y bares. Así como también clubs para ir de fiesta. Sus calles estrechas y pintorescas son propicias para el ambiente nocturno y juvenil. Además, en esta zona, y ya por el día, se puede visitar la iglesia de San Crisogono con su campanario románico o la torre medieval de Anguillara.

Otro de los barrios nocturnos es el Campo dei Fiore, en donde abundan los bares y pizzerías asequibles a cualquier tipo de bolsillo. Un lugar muy concurrido tanto por la juventud italiana como la extranjera. Hay que recalcar que por las mañanas este lugar se convierte en un mercado tradicional en donde los comerciantes romanos ofrecen flores, pescado, carne, fruta, quesos, condimentos entre otros productos. Desde luego, un auténtico y tradicional rincón romano.

Texto y fotografía: Libia CV

 

Sobre Roma

  • La forma más fácil de llegar a Roma es en avión. Hay vuelos directos desde distintas ciudades de España y del mundo, a cualquiera de sus dos aeropuertos. Siendo el principal el Aeropuerto Fiumicio seguido por el Aeropuerto Ciampino.
  • También se puede llegar en tren  desde otras ciudades italianas como Milán o Florencia. Hay distintas opciones de trenes a escoger, pero obviamente los de alta velocidad costarán más caro que los trenes normales por ser más rápidos.
  • La mejor época para viajar a Roma (al igual que en otras ciudades en Europa), es desde luego la Primavera. Los meses de abril y mayo son los más aconsejables para ir a la capital italiana. Puesto que en Roma hace mucho calor durante el verano y a veces sobrepasan temperaturas de 35 grados centígrados. Esto sumado a la humedad que hay en la ciudad dificulta las visitas turísticas y las caminatas al aire libre.
  • Los días lunes se cierran todos los museos públicos de la ciudad.
  • En el Vaticano y en la mayoría de lugares sagrados, no está permitido entrar con pantalones cortos, camisetas sin mangas, faldas por arriba de la rodilla, blusas con escote o enseñando los hombros.

  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
    21
    Shares
TEMAS
QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE...

DÉJAME TU VALIOSO COMENTARIO

LIBIA CV
REINO UNIDO

He creado este blog para plasmar mi amor por los viajes y la fotografía. Espero que te guste y que te pueda servir como referencia en la organización de tus viajes...

Buscar un hotel



Booking.com

¡Viaja conmigo!
Ingresa tu correo electrónico y recibe mis artículos de viajes!!!